Se ha producido un error en este gadget.

Calamares

Sí señor, calamares. El caso es que andaba yo ayer tan tranquila en mi cuarto cuando mi madre me llamó para que despedazara calamares, ya lo había hecho alguna vez así que cogí unos guantes desechables como esos que se ponen los médicos y empecé con mi labor. Y justo cuando iba ya por los últimos me entraron ganas de vomitar y me mareé. De pronto estaba en el suelo y con un paño húmedo y frío en la frente. Así es, me había desmayado despedazando calamares. Fue una situación extraña en la que todo pasó muy rápido, era la segunda vez que me desmayaba en toda mi vida. La primera fue en Halloween hace más de dos años mientras mi madre me pintaba los labios de rojo. Ya de por sí tenía la cara blanca por el maquillaje así que imaginad a una chica desmayada en el suelo pálida completamente sumado al maquillaje blanco y vestida de negro. Lo más gracioso del tema es que antes de desmayarme tenía la sensación de escuchar una película de cowboys y en la tele estaban haciendo publicidad de champú. En fin, cosas de la vida.

2 comentarios:

  1. Es un poco raro lo que te ha pasado,pero un desmayo no es cualquier cosa,así que espero que estés ya lista para comerte el mundo sin desmayos de por medio... xDD Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya estoy mucho mejor. Seguramente me pasó por falta de azúcar en la sangre así que ahora me tengo que comer casi por obligación un helado al día *Q*

      Eliminar